Productos peligrosos (V) BoomBox

“Durante el próximo turno no se roba carta de Macarras.”

Durante los últimos años el avance de la tecnología ha permitido que los equipos de música puedan tener una potencia de sonido desmedida. Las compañías en una guerra de marketing sin sentido, han creado radiocassettes con una capacidad acústica que podría servir para un concierto en cualquier estadio. Esta potencia conlleva un gasto de energía igualmente absurdo, por lo que los equipos que funcionan con pilas suelen durar muy poco a máxima potencia. Incluso algunos barrios han sufrido cortes eléctricos porque tres o cuatro idiotas han puesto su radiocassette enchufado a tope, estallando las ventanas de paso.

Si relacionamos estos equipos con el estado lamentable de los cerebros de los Bloody Chains conseguimos un resultado muy divertido; ya que todos al oír su música favorita se ponen a bailar sin importarles nada más. Aunque la música de moda en MegaMetroCity es el SynthWave a los Bloody Chains les flipa el Neo Punk.

You may also like...

Your email will not be published. Name and Email fields are required